¡Pillados! Colombia detecta dos nuevos espías de Maduro, entre ellos un militar que vendía jugos

En aumento los casos de espías del régimen venezolano en Colombia siguen en aumento, tal es el caso de un agente chavista que quedó en evidencia por no saber ni una palabra del himno colombiano.

Se trata de un sargento que vendía jugos frente a un cuartel y de otro uniformado que apareció entre un grupo de opositores en España revelan el modo de operar del gobierno de Nicolás Maduro.

El pasado  26 de junio, en el barrio Siete de Agosto de Bogotá, organismos de Inteligencia colombianos capturaron a Ramón Rodríguez Guerrero, a quien prevén imputarle delitos, tales como falsedad en documento público y tráfico de migrantes.

Pero no es una persona de interés para el país solo por esas razones, sino por algo mucho más complejo y que ha sido un procedimiento común del régimen venezolano desde hace años: implantar espías para obtener información clave.

Y el  caso de  Gerardo José Rojas Castillo es notorio, pues después de un año de hacerle seguimiento, a principios de junio, el Ejército colombiano detuvo al militar venezolano , quien entró a Colombia solicitando refugio y en realidad estaría prestando servicios de espionaje al régimen venezolano; eso ocurrió en la carretera entre la ciudad de Valledupar y el departamento de La Guajira, en la frontera colombo venezolana.

Una de las revelaciones que hizo el general Cliver Alcalá, antes de que la DEA se lo llevara para Estados Unidos, es que cuando estaba al frente de los campamentos, se percataron de varios espías del régimen venezolano, a quienes echaron de los mismos.

 

Redacción InfoVzlaNet con información de Infobae.